Anacate, delicia silvestre. Sección VIDA, Siglo XXI

El anacate (cantharelluscibarius) es una especie de hongo silvestre sumamente apreciada y de amplia distribución en el país.  Se  le conoce también con los nombres de canturula u hongo amarillo o rebozuelo.
Es en esta época lluviosa cuando brotan los hongos en lugares húmedos, por lo que es frecuente encontrar anacates en los mercados o incluso con vendedores ambulantes en algunas calles de la ciudad de Guatemala.
Pero, ¿a qué sabe el anacate?  Este delicado hongo ofrece un sabor ligeramente picante, posee un olor penetrante afrutado o a nuez, y son los de tamaño pequeño los más aromáticos. Su superficie  es de color amarillo opaco o anaranjado y  tiene una consistencia fibrosa.  Con respecto a su valor nutricional, aporta muy pocas calorías y  contiene un alto contenido de proteínas. 
Se incluye para elaborar diversos platillos, da un gusto sofisticado, combina armoniosamente con carne, pescado, aves, pasta y en un sinfín de preparaciones, pero siempre se servirá cocinado, aun si se utiliza en las ensaladas. Simplemente salteados en mantequilla son exquisitos, se pueden condimentar con tomillo, perejil, albahaca o ajo, o según el gusto personal y  también mezclar con crema. La riqueza de sabor que aportará al platillo es sorprendente.
Como cualquier hongo, se debe consumir lo antes posible después de su compra. No es necesario pelar, únicamente se corta ligeramente la base del pie y  se limpia sin agua, para retirar la tierra que pudiera tener. Podrían tener gusanos, de manera que se cortan  por la mitad para salir de dudas.
El anacate es ejemplo de un ingrediente de temporada, para aprovechar a incluirlo en la dieta, cuando está en su esplendor de frescura y con un elevado aporte nutricional.
Publicado por: Euda Morales, 15 julio 2011. http://www.s21.com.gt/vida/2011/07/15/anacate-delicia-silvestre

Compartir






Hongos de San Juan

En esta oportunidad les compartiré que en mi visita al mercado en Milpas Altas, Sacatepéquez,  Guatemala, durante este fin de semana, disfruté de  observar la abundancia de hongos silvestres que había. Lucen tan frescos, son llamativos a la vista, que invita a comprarlos. 
Una pequeña niña con una gran sonrisa me los ofreció…  estaba junto a su madre y abuela, quiénes me comentaron que era el momento preciso de comprar los hongos de San Juan, en este caso colectados en Sumpango, porque no me garantizaban que volvieran a tener para el próximo fin de semana…!
Los hongos de San Juan (amanita caesarea)  son una especie popular, de gran demanda y distribución en el área. Se conocen también con el nombre de sanjuanero o “kaxul”; están abiertos en su madurez, son de color rojo intenso en los jóvenes o rojo, anaranjado, que llega a ser amarillo.
Estos hongos se colectan en la época lluviosa (que va de mayo a principios de noviembre) principalmente en San Juan, Sacatepéquez y de allí su nombre, pero también se colectan en Sumpango Sacatepéquez o en Tecpán  y otros municipios de Chimaltenango.  De manera que es este el momento ideal para conseguir estos hongos en los mercados de las localidades. Ver los canastos llenos de hongos de colores es toda una recreación para la vista, qué invita a  prepararlos y  degustarlos de una manera simple, cocinados al vapor con sal y pimienta, porque no se requiere mayor preparación para apreciar su sabor único y particular.
Los hongos  contienen minerales como calcio, hierro, fósforo o potasio y vitaminas del complejo B y C, poseen un alto contenido proteico, son bajos en calorías, carbohidratos y grasas.
Si se compara el precio de estos hongos con otras hortalizas, resulta elevado, pero a su vez hay que considerar que son apreciados porque se consiguen únicamente  para cierta época del año y principalmente fuera de la capital.
Es conveniente tomar ciertas precauciones al momento de seleccionar los hongos, para lo que se preferirán los jóvenes y sanos en lugar de los viejos porque puede estar pasada la carne o contener bichos.
Para que los hongos mantengan su aroma, es preferible limpiarlos bien para eliminar los restos de tierra antes de lavarlos o sumergirlos en agua.
Se deberán preparar lo antes posible, ya que  se descomponen fácilmente; sin más será un deleite  al paladar, se cocinan en poco tiempo para que guarden su sabor y su aroma delicado, por lo  que se condimentan también con sutiliza para que muestren su grandeza de sabor!

Revisado: 29 junio 2014

Licencia de Creative Commons
Este obra cuyo autor es Euda Morales está bajo una licencia de Reconocimiento 4.0 Internacional de Creative Commons.

Licencia de Creative Commons
eudamorales.com.gt by Euda Morales is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

Compartir




Entradas relacionadas