Salir a comer fuera de casa ¿y la dieta? Iniciativa T

Cuidar la salud o estar a dieta no debería
presentar ningún inconveniente para disfrutar de una agradable comida en una
fiesta o en un restaurante. Asimismo, la rutina o el trabajo hacen que
comamos más seguido fuera de casa, lo que conlleva seleccionar de la mejor
manera posible los platillos para balancear la propuesta alimenticia.
Constantemente habrá que estar atento, preferir
las verduras, pescado o aves como pollo o pavo pero sin piel. Si consume
carne, prefiera las opciones magras o con poca grasa. Otro cuidado será
referente a los métodos de cocción, como por ejemplo: a la plancha, al vapor
u horneado y ligeramente salteados. Considerar que las comidas estén
preparadas con poca grasa y la misma sea a base de aceite de oliva. Será muy
recomendable, eliminar las frituras, poco beneficiosas para la salud.
Existen platos únicos, con una composición
equilibrada, además de saciar el apetito. Entre ellos se encuentran las
legumbres como frijoles o lentejas, combinados con vegetales y salsa de
tomate.
Referente a las guarniciones, prefiera los
vegetales a la parrilla o al vapor y elaborados sin salsa. Evite las
mayonesas o salsas cremosas de cualquier tipo. Es así como en un menú
italiano elija las salsas sin crema y en su lugar aprecie las salsas de
tomate o de cítricos como naranja o limón.
Las ensaladas son excelentes elecciones, siempre
y cuando no contengan tocino o embutidos, aderezos a base de crema o
mayonesa. Serán más convenientes las vinagretas o aderezos a base de yogur.
Recuerde que las hierbas aportan sabor a los alimentos y son excelentes
aliados para evitar la ingesta de sal.
La mantequilla para el pan, podrá ser sustituida
por aceite de oliva y será más conveniente acompañar la comida con el pan,
para evitar comer el mismo en exceso, previo degustar los alimentos.
La bebida por excelencia es el agua, con lo que
se evita las propuestas azucaradas o carbonatadas. Un vino con la comida
caerá bien y será el acompañante ideal para una cena fuera de casa, mientras
que los licores digestivos contienen un alto nivel de alcohol.
¿Y los postres? Un pequeño gusto permitirá un
postre de vez en cuando. Sin embargo, están indicados los helados sin grasa o
nieves a base de frutas, gelatinas, frutas frescas o secas, yogures o
pasteles elaborados con grasas insaturadas, clara de huevo y leche
descremada.
En un buffet, se debe elegir muy bien lo que se
comerá antes de empezar a sumar alimentos y cuidar de llenar el plato.
Además, es oportuno sentarse lejos de la comida para no caer en la tentación
de servirse más y más.
En los restaurantes de comida rápida, seleccione
preferentemente pollo a la parrilla o ensaladas y procure comer el menú
normal, sin ser agrandado.
La carta de menú siempre podrá será tentadora,
sin embargo, siempre se podrá optar por la comida más conveniente y
saludable.

Publicado
por: Euda Morales

Compartir





Agregar Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.



Entradas relacionadas