Sabores coreanos: unidad entre hombre y naturaleza



Aprendiendo a preparar Kimchi
Hansik, significa comida de Corea; mejor dicho, naturaleza, porque la tierra es la fuente de vida para la humanidad. Además, refiere a la nutrición más saludable para el hombre por sus comidas naturales, alimentadas por el sol, la lluvia y el viento, y la inclusión de los ingredientes cultivados en las montañas y los ríos. De manera que es una herencia culinaria milenaria que se basa en la idea de unidad entre hombre y naturaleza.



Kimchi
La lentitud es un proceso utilizado a través del tiempo, para provocar una fermentación natural a ciertas comidas para darles fuerza y complejidad. Este es el caso del bien conocido y consumido diariamente: Kimchi, que responde a la ciencia de la fermentación, por lo que su sabor proviene de la madurez, no cocción de los vegetales, a través de un proceso artesanal por el que bien vale la pena la espera.
Las variedades del kimchi son inmensas, pero el más común es el kimchi baechu que se prepara a base de col, rábano blanco, chile pimiento rojo, escalonias, ajo y pescado salado. Es rico en vitaminas y minerales que ayudan al sistema inmunológico del organismo.
La dieta es modesta, con variedad de sopas abundantes y guisados que satisfacen el estómago y confortan el alma, porque el menú coreano estará completo hasta que contenga una sopa para complementar los platos secos. De igual manera, se considera un menú vitalizante como el namul, que es saludable y aromático, preparado con hierbas, raíces y vegetales silvestres, perfumado con salsa soya, ajonjolí, escalonias y el infaltable ajo.



Bibimpap
A su vez, es armoniosa en balance, como un microcosmo en un tazón, por medio de cinco colores: azul, amarillo, rojo, negro y blanco. Estos llamados obangsaek, también representan elementos de las estaciones e incluyen cinco sabores: especias, dulce, agrio, salado y amargo. El balance y fusión de estos cinco colores y sabores significa la forma en que el hombre dibuja las cinco energías cósmicas del universo. Dos fieles representantes son: ogokbap, de cinco granos y arroz, y el bibimbap, que es un arroz mezclado con carne y vegetales. ¡Toda una delicia para el paladar y en su totalidad toda una filosofía de vida.

Compartir





Agregar Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.



Entradas relacionadas