Pequeños detalles, grandes diferencias al preparar los huevos. Columna Regaliz, Siglo 21

Los
huevos permiten ser preparados de diversas maneras, aunque

con algunos cuidados
se  lograrán perfectamente los resultados deseados. La principal condición
será que los huevos sean absolutamente frescos y que se mantengan en
refrigeración previa a su uso, de allí en adelante dejar volar la creatividad y
consentir el gusto por comer huevos deliciosos. Los sencillos huevos
revueltos  deberán batirse bien  para lograrlos cremosos y blandos.
Es posible mezclarles infinidad de ingredientes como champiñones, queso,
espárragos, tomates y demás.

Se
presta poca atención a la cocción de los huevos duros, pero esta no deberá ser
prolongada, ya que deja un sabor poco agradable y un color grisáceo. La
duración de cocción es de 7 a 8 minutos, luego inmediatamente sumergirlos en
agua fría para quitar fácilmente la cáscara sin dañar el huevo. Además se
pueden partir a la mitad y servir con rellenos a base de la misma yema en
combinación con mayonesa o salsa bechamel, mostaza, vinagre, sal, pimienta o pimentón. 
Los
delicados huevos poché son cocinados en agua hirviendo con sal y vinagre, para
lo que se rompe el huevo en el punto exacto donde se produce la ebullición,
dejarlos cocinar durante dos o tres minutos sin hervir, retirarlos con
espumadera y sumergirlos brevemente en agua fría para parar la cocción. Estos
huevos se pueden servir a la florentina, sobre una cama de espinacas al vapor y
acompañados de una salsa bechamel y gratinados con queso rallado.
Además,
para preparar las tradicionales y versátiles tortillas, es necesario batir bien
los huevos, verterlos al sartén hasta que el aceite esté caliente o la
margarina esté ligeramente dorada, para que la grasa caliente aporte el color y
sabor esperado. Se calcula normalmente dos huevos por persona y 5 huevos para
tres personas serán suficientes. En cuanto se agreguen los huevos al sartén,
esparcir bien para que se cocinen parejo. Se espera que quede una
consistencia  cremosa en el interior pero sólida y dorada en el exterior.
Por supuesto, se combinarán diversos ingredientes a esta preparación para
hacerla más apetitosa.

Compartir





Agregar Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.



Entradas relacionadas