Métodos de cocción saludables. Iniciativa T

Ante
el reto de comer sano, quien cocina debe buscar la mejor forma de preparar los
alimentos para cumplir con una comida saludable, pero que a su vez, resulte
apetecible a la vista y muy sabrosa.
En
estos casos, la calidad de los productos debe ser óptima y deben ser escogidos
con cuidado para que reúna todas las características en cuanto a color, textura
y tamaño, entre otras.
Para
lograr que los platillos sean suculentos y retengan la adecuada humedad, una de
las mejores recomendaciones, es utilizar salsas. A sabiendas que las salsas son
indispensables para mejorar el sabor de la comida, éstas deberán ser
nutritivas, por lo que siempre se seleccionará en primer lugar vegetales,
frutas y hierbas aromáticas para elevar el sabor; tratando de evitar o
minimizar las grasas y, aunque resulte difícil de cumplir, se procurará no caer
en la tentación de agregar crema, mantequilla o sal.
Un
aspecto esencial a tomar en cuenta para preparar comidas saludables, es
mantener hasta donde sea posible el mayor nivel nutricional de los alimentos.
Si se evita cocinar a temperaturas altas, con abundante líquido o por un tiempo
prolongado; las comidas siempre se mantendrán más jugosas y húmedas,
conservando mayor cantidad de nutrientes.
Es
común creer que mientras más grasa se agregue a la comida, más sabrosa será.
Esto no siempre es cierto y puede cambiarse, porque siempre un poco de grasa
será más que suficiente. Pueden además variar los métodos de cocción y
sustituir las frituras, por ejemplo, por unas cocciones más saludables como el
salteado, donde los alimentos se cocinan rápidamente con poca cantidad de
grasa. Lo que se espera es que, al ser delgados y suaves los productos, se
cocinarán en poco tiempo y de forma pareja. Al condimentarse o marinarse,
contribuirá a aumentar su sabor y por supuesto, sus propios jugos siempre
aumentarán el sabor del platillo.
Otro
método aconsejable, es a la parrilla, que requiere de una pequeña adición de
grasa a la cocción, brindando un sabor particular y una apariencia atractiva.
Recuerde que además de las carnes rojas o aves, también se pueden asar los
vegetales, con un pequeño blanqueado previo a su cocción a las brasas.
Asimismo, el wok con un fondo redondeado, hace que se concentre el calor, para
evitar que se re cocinen los alimentos. Este es ideal para freír, porque se
cocinan a temperaturas altas y con poca grasa.
La
cocción al horno, es una excelente opción para cocinar con poca grasa y a la
vez, da un excelente resultado para casi todo tipo de alimento. Otra
alternativa son los tradicionales métodos al vapor comúnmente utilizado para
los vegetales. No podemos dejar pasar por alto el método al papillote, en el
que, al envolver el producto en papel de aluminio u hoja de plátano por
ejemplo, permite cocinar al vapor para resguardar los jugos y sabores. Este
método da como resultado un producto jugoso y suave, prácticamente cocinado en
su propio jugo y con pocas especias.
Sin
más, comer sano y sabroso, sí es posible con un poco de creatividad al cocinar
para sorprender de la mejor manera a la familia.
Publicado por: Euda Morales
http://www.iniciativat.com/component/content/article/18-cocina/1698-metodos-de-coccion-saludables.html
 

Compartir





Agregar Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.



    Euda Morales31 agosto, 2015

  1. […] conscientes de cumplir con una mejor dieta para el bien de nuestro organismo, por lo que considerar cocinar con menosgrasa será uno de los mayores retos. De manera que, para reducir las grasas, se tendrá que elegir […]

Entradas relacionadas