Maracuyá, fascinante y aromática

El maracuyá, también conocido como fruta de la pasión. Es una fruta bastante aromática, jugosa y con un sabor bastante particular.

Es redondo o también los hay de forma alargada, la cáscara del maracuyá tiene una piel gruesa, no comestible, que se arruga cuando la fruta madura. Su pulpa es gelatinosa y contiene  pequeñas semillas comestibles rodeadas de una membrana mucilaginosa que son jugosas, donde se encuentran sus nutrientes.

Pero, ¿cómo es su sabor? Es un poco ácido o dulce.  También es apreciado por su valor nutricional , por ser una buena fuente de provitamina A, C y minerales como  fósforo, potasio y magnesio.

Se consume su pulpa  o en jugo  y en infinidad de preparaciones como en salsas para acompañar pescados, cerdo o aves.  Para la salsa de mezcla la pulpa de maracuyá con crema, perejil, un  toque de chile cobanero, sal y pimienta o  se le mezcla la pulpa con vinagre balsámico, azúcar, perejil, sal y pimienta.

Asimismo irá muy bien en salsas dulces para servir con helados o postres o en cócteles combinada con ron, azúcar y hielo. O por supuesto en un vinagreta para darle un sabor particular y afrutado a las ensaladas.

La ensalada, requiere de una vinagreta para realzar sus sabores y darle ese gusto esperado que la haga lucir fresca y apetecible. Pero como cualquier preparación, la calidad de los ingredientes y su justa medida son esenciales  para un resultado óptimo. Es así como se necesita aceite y vinagre en una proporción de 1 parte de vinagre por 2 o 3 de aceite.

La vinagreta o aliño francés clásico se compone de una mezcla de vinagre, mostaza Dijon, sal, pimienta y aceite.  La preparación de la vinagreta es sencilla, se mezclan en un bol  o licuadora todos los ingredientes, menos el aceite, que se incorpora al final para que emulsione la mezcla.  Una emulsión es una mezcla homogénea y estable de dos líquidos que normalmente no pueden mezclarse o son inmiscibles entre sí.

Como se mencionó anteriormente el vinagre es un ingredientes importante en la vinagreta, pero el mismo como elemento ácido se puede sustituir con una concentración o jugo cítrico o la pulpa de una fruta y  por tanto la pulpa de  maracuyá resulta ideal.

En esta oportunidad les comparto la receta de una vinagreta de maracuyá.

Necesitamos los siguientes ingredientes:

  • 1 taza de pulpa de maracuyá
  • 1 diente de ajo pequeño
  • 1 cucharadita de jugo de limón
  • 1 cucharada de mostaza
  • 1 cucharadita de azúcar morena o miel
  • Sal y pimienta al gusto
  • 2 cucharadas de hierbabuena
  • 3 cucharadas de aceite

Para su preparación:

  • Retire de los maracuyá la pulpa con las semillas. Reserve ¼ de taza.
  • El resto de la pulpa pase por un colador y presione con una cuchara para lograr un jugo espeso y concentrado.
  • Licue o mezcle perfectamente en un bol la pulpa concentrada, el ajo finamente picado, jugo de limón, mostaza, azúcar morena, sal, pimienta, hierbabuena finamente picado. Finalmente vierta el aceite, y bata perfectamente para lograr que emulsione bien.

Compartir





Agregar Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.



Entradas relacionadas