La despensa, más que un lugar de almacenamiento

Podríamos preguntarnos sobre los alimentos infaltables en la despensa de casa; pregunta que parece muy sencilla para indicar los productos básicos de la alimentación familiar, pero la siguiente pregunta podría ser: ¿Mantiene estos productos en su despensa o tiene muchos otros productos que no consume?
Toda familia tendrá una despensa propia a sus gustos o poder adquisitivo, pero lo que debe tener siempre presente es que cada uno tiene sus preferencias y apetencias culinarias,  mayor o menor poder adquisitivo o simplemente más tiempo para dedicarse a ir al supermercado, o comparar precios o  calidades y quedarse con la oferta más apropiada; pero en sí todo eso queda reflejado en nuestras despensas y refrigeradoras.
Pero hay algo que se debe cumplir y es mantener ordenada y al día la despensa para alargar la vida útil de los alimentos. De manera que este  espacio donde se guardan los productos necesarios, debe estar siempre bien organizado para lograr ahorrar tiempo, dinero y fundamentalmente para alargar la vida útil de los alimentos para evitar tirar productos vencidos  que han permanecido olvidados en el fondo  de la despensa.
Antes de  planificar cualquier almacenamiento de los alimentos y durante el mismo, será importante que se cumpla con ciertos requerimientos para poder lograr que se conserven de forma adecuada los productos y sin riesgos de descomposición dentro de la despensa a sabiendas que es  un lugar de almacenaje de comida para tener una pequeña reserva de comida.
Recuerde mantener ordenada e inventariada su despensa para contar con ingredientes que le permitan reutilizar y crear platillos nuevos con los sobrantes de comida. Un buen consejo será reemplazar los productos  en cuanto se utilizan.
La despensa debe tener de todo lo indispensable, pero en su proporción justa. Se trata, en definitiva, de rotar los alimentos y adaptar su contenido a nuestro ritmo de consumo.  La disposición de los alimentos está condicionada por la frecuencia de uso (los que se utilizan habitualmente estarán más cerca y a la vista). Además se tomará en consideración las necesidades de conservación de cada producto (mayor o menor exposición a la luz, humedad, corrientes de aire, etc.).
Ordenar los productos por grupos (grasas y aceites, especias, frutas y verduras, productos envasados, otros). Esto  permitirá conocer al instante qué alimento tenemos disponible y cuál debemos reponer
Algo más a considerar: Primeras entradas primeras salidas (PEPS)  Lo primero que entra es lo primero que se debe consumir. De manera que se deben colocar  los productos nuevos detrás de los existentes, para ir consumiendo los más próximos a vencer.
Para esto es importante que todos los productos alimenticios estén marcados con la fecha de caducidad  claramente visible.
Pero al final, ¿Cuál es la idea de la despensa? Mirar este espacio más que un simple lugar para almacenar alimentos y considerarlo como un espacio útil para la economía familiar.

Compartir





Agregar Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.



    Kendra13 febrero, 2011

  1. Este atículo me parece interesante, tiene consejos para crear, administrar y mantener fresca y una despensa. La despensa es un exelente método para administrar la cocina de un a casa.

Entradas relacionadas