Jugosa piña

La piña es una fruta jugosa y aromática que se puede comer en su estado natural, luego de retirarle la piel, pero que también puede incluirse en preparaciones culinarias, tanto dulces como saladas.

Al seleccionar la piña, prefiera la que está madura, sea pesada para su tamaño, tenga hojas verdes frescas y escamas cafés, y sea firme al tacto pero ceda ligeramente. Para garantizar que está en su punto, su base deberá tener un aroma dulce y fragante. Otro secreto que bien vale poner en práctica es dejarla durante la noche boca abajo y sin cortar, con el propósito de que se desplacen sus azúcares y tenga mayor dulzor. Procure conservar a temperatura ambiente, y cuando esté entera, no la refrigere.

La piña es una fruta deliciosa que podrá consumir cruda, por si sola o combinada con otras frutas, pero debe considerar que esta reblandece al resto. También va bien en ensaladas de pollo o camarones, o con lechugas y otros vegetales.

Fresca, la piña  tiene otros usos, como ablandar la carne, o impedir que espese la gelatina y vuelva agria la leche. En trozos, se agrega a comidas agridulces y acompaña a la carne de cerdo o pato. Además, es agradable cuando se asa y se sirve como guarnición.

Las frutas frescas son clásicas en los platos. Sin embargo, si quiere darle un toque diferente y llamativo, colocarla a la parrilla intensificará su dulzura natural, y cambiará su textura y color. Le sorprenderá que algunos sabores difíciles de identificar le resulten más pronunciados. Para lograrlo, simplemente cubra la fruta con una ligera capa de aceite y lleve al asador. Procure que esté caliente para que le marque unas líneas que desencadenen un gusto ahumado.

La piña también se encuentra envasada o enlatada, en conserva, almíbar o en su propio jugo. Esta fruta se puede comer con una bola de helado y es ingrediente infaltable en el ponche navideño, para preparar refrescos con agua y azúcar, con canela o con albahaca.

En cuanto a su valor nutricional, la piña es rica en fitonutrientes y contiene antioxidantes, como la vitamina C y manganeso. Además, posee bromelina, una enzima digestiva que descompone las proteínas, pero que es destruida durante la cocción. En raras ocasiones también podría desencadenar alergias a las personas susceptibles.

Esta fruta es recomendada en la dieta, pues debido a la cantidad de agua que posee da la sensación de saciedad y es un excelente diurético. Asimismo, es apreciada por su poco aporte calórico y por  favore-cer la digestión.

Para pelar y cortar la piña, elimine las hojas superiores conocidas como corona, corte la base, retire la piel y parta en rodajas. El corazón se puede comer, pero muchas personas prefieren eliminarlo. Posteriormente podrá conservarla dentro de un recipiente hermético y en refrigeración. Sin más, encuentre la mejor manera de comerla y disfrutarla.

Compartir





Agregar Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.



Entradas relacionadas