Hot Pot, sopa cocinada por el mismo comensal



Hot pot
Degustando una deliciosa
sopa caliente
Qué mejor que preparar una sopa al propio
gusto, en cuanto a ingredientes y sabores. Es de esta manera, mientras se
mantiene el caldo hirviendo, que se le adicionan los productos elegidos para
que se cocinen frente a uno y en la propia mesa. Suena agradable. Es un tanto
complicado, pero resulta sumamente sencillo y práctico.



Ingredientes
¿Cómo se llama esta delicada sopa? Hot Pot
Soup, en inglés, o Shabu Shabu, nombre que recibe en Taiwán por su influencia
japonesa y algunos nombres más, según el país. Las opciones son tan diversas
como la cantidad de ingredientes a incorporar, como verduras, hongos o
proteínas, de las que cabe mencionar: carnes de res, cerdo, pollo o pescado.
Estas carnes estarán partidas en lascas delgadas para una rápida cocción;
asimismo, se acostumbra incluir los infaltables fideos que regularmente se
agregan al final de la preparación.



Mesa con las ollas
Cada ingrediente será agregado a la olla
con los tradicionales palillos chinos e incorporado individualmente, uno a la
vez, para controlar los tiempos de cocción que también serán acorde a cada
variedad.
Todo comensal contará con su propia olla de
sopa sobre una hornilla que cocinará y mantendrá calientes los ingredientes
seleccionados, según el gusto personal. Además de un pequeño plato hondo con
una salsa “shacha” a base de salsa soya, guindillas o chiles, cebollín, etc.

Esta preparación cuenta con una tradición
arraigada de años en los países asiáticos, donde la inicial estufa de leña
utilizada para su cocción ha sido modificada por opciones de hornillas de gas o
eléctricas o aun más modernas y sofisticadas, como las estufas de inducción.

Esta simple manera de servir una sopa se
convierte en un platillo ampliamente consumido y gustado al presentar una forma
saludable, variada y única

Compartir





Agregar Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.



Entradas relacionadas