Higos para deleitar

Cada fruta tiene su encanto al paladar con un gusto peculiar que la convierte en un deleite preferencial; aunque también muchas veces resulta habitual comer únicamente ciertas frutas o variedad de las mismas sin tantas opciones de preparación o presentación. A todo esto también cabe mencionar que cada alimento tiene sus beneficios específicos que aportan a la salud un valor nutricional a tomar en consideración.
El higo es un fruto  admirable en cuanto se acaricia su ternura al tacto y su suavidad recubierta de terciopelo; se muestra colmado de azúcar que  brinda asimismo un olor delicado a canela y permite sentir su gusto de una manera  fresca al paladar. Los higos semisecos poseen un dulzor excesivo que sabe a miel; o los hay secos que  deleitan con otros sabores y  poseen distinta textura. De manera que los higos, convidan a ser degustados en diferentes métodos de cocción y con presentaciones encantadoras que invitaran a sentir la suculencia que  regalan al paladar.
Es uno de los cultivos más antiguos que se tiene información, ya  mencionada la higuera en el Jardín del Edén. Su fruta cuenta con cualidades laxativas suaves, más aún cuando están deshidratados que  tienen un alto contenido de fibra y también son ricos en potasio. Considerado una de las frutas más alcalinas que contribuye a equilibrar las afecciones ácidas provocadas por el alto consumo de carnes rojas o alimentos refinados. El higo también puede tener algunas desventajas; entre las que se pueden mencionar que los higos deshidratados poseen un alto contenido de azúcar.
Se  pueden contaminar fácilmente por el moho y  portar las toxinas de éste. En cuanto se corta el higo  brota una leche que otorga la característica de frescura deseada que si llegará a faltar no sería apreciado y más bien desechado. Es importante tener cuidado con este látex lechoso de los higos frescos que puede provocar erupciones cutáneas
Para terminar la creación que  brinda la naturaleza, los higos frescos de simpleza delicada pueden ser acompañantes sutiles para los quesos y embutidos. Los higos en almíbar combinan idealmente con postres o helados y secos con ese sabor a fruta confitada combinan majestuosamente con preparaciones de cerdo, conejo o pato.
 Existen diferentes opciones dulces o salados para degustarlo sin olvidar  que las hojas aportan aroma, color, consistencia y sabor a las mieles preparadas con especias para preparar frutas en dulce

Compartir





Agregar Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.



Entradas relacionadas