Hierbas, especias y condimentos

El uso preciso de  hierbas, especias y condimentos merece el conocimiento de los mismos para que contribuya en su justa medida a dar sabor, relieve, color, aroma a  los platos más variados.
Encontramos que no son lo mismo. Una hierba se caracteriza porque la parte comestible suelen ser las hojas, una especia es la parte específica de una planta generalmente seca  con características aromáticas para condimentar los alimentos y los condimentos  son aromatizantes para conferir sabores característicos. A su vez, evitar confundir  el término especie que es la división de un género con especia que es la sustancia aromática.
En algunos casos son considerados  infaltables en las preparaciones culinarias porque sin ellos nuestras comidas serían insípidas. Una mínima cantidad puede ser suficiente para marcar la diferencia.
Es oportuno respetar las cantidades establecidas en las recetas sin arriesgarse a asociaciones engañosas que podrían variar el sabor e incluso destruir el sabor de nuestras comidas.
Las especias enteras sin moler, conservan por más tiempo su gusto. Cuando las necesite muela  la cantidad requerida y apreciará el sabor que aportará a su preparación. El calentamiento provoca que los aceites volátiles de las especias se desprendan y liberen de forma más rápida los aromas. Las esencias están contenidas en el interior de los frutos o semillas y en las hojas las esencias se encuentran en las superficies.
Las especias ocultan una historia  que fusiona culturas, evolución y tradiciones arraigadas para mezclar  sabores que pueden ser sutiles  y equilibrados con su justa dosificación o de gran complejidad como un curry que mezcla sabores intensos y distintivos.
Estas especias o condimentos agregados  como un tesoro de autenticidad y secreto de quien cocina aportan el resultado final y resplandeciente del platillo.

Compartir





Agregar Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.



Entradas relacionadas