Guarnición complemento ideal

La guarnición, complemento ideal en las comidas

La guarnición es un complemento  de hortalizas, legumbres, pasta o arroz, entre otros que se sirve junto a las proteínas como el pescado o la carne para  enriquecer el platillo.

Cualquier comida bien presentada con sus guarniciones hará que luzca apetecible, porque como se dice “la comida entra por los ojos” y sin duda alguna desde sus aromas, colores, sabores o presentaciones harán que sean apreciados todos los elementos  por el papel que estos juegan.

Las guarniciones se pueden preparar junto al ingrediente principal o por separado, tomando en cuenta el tipo y cantidad de la salsa para jugar con sus sabores. De manera que lo acompaña, realza los sabores y colores, pero  sin restarle importancia al manjar.

Además, las guarniciones serán de menor tamaño y peso, ya que en realidad cualquier elemento que acompaña a una carne puede ser una guarnición. Esta es la regla tradicional, aunque hoy, algunos chefs cambian el orden para dar relevancia a la guarnición tanto así como convertirla en protagonista junto a un trozo pequeño de carne. Esto  es una respuesta a las  razones nutricionales, para consumir mayor cantidad de vegetales y es así como  logran transformar los platillos donde lo tradicional pasa a segundo plano.

Se debe recordar que los vegetales son fuentes importantes de minerales, vitaminas y fibra por lo que al adicionarse a una comida se logra incrementar su valor nutricional por medio de  comidas balanceadas, donde cada ingrediente cuenta y tiene una razón de ser en las propuestas gastronómicas.

Además de los sabores que deberán armonizar entre sí, los colores de los vegetales aportarán notas agradables junto a sus formas y texturas. Se espera que hayan contrastes y variedades pero guardando el gusto sin llegar a recargar. Por supuesto cuenta el aspecto visual, pero el plato será nada sin sabores bien logrados a través  las debidas preparaciones. Por tanto, se seleccionarán los métodos de cocción que permite conservar de mejor manera sus nutrientes, texturas, colores y sabores.

La combinación es mágica para cautivar los sentidos y que resulte toda una experiencia culinaria de principio a fin. Un pollo sencillo  será otro con sus dos guarniciones, aunque podría llevar más guarniciones en porciones pequeñas. Lo sencillo, pero bien logrado es lo que se busca alcanzar.

Otras guarniciones se cocinan junto al elemento o principal, siempre cuidando de dar relevancia al mismo y así quedará reflejado al momento de su servicio. Entonces, se emplean elementos distintos que contrarresten o complementen según el efecto deseado.

Los ejemplos son interminables, desde las papas hervidas, asadas en puré, en suflé, etc. El arroz también es gustado y resulta versátil, ya sea blanco o simple o con otros ingredientes que le aportan texturas, sabores o colores como un arroz verde o rojo y  con más preparaciones como un risotto con su consistencia cremosa.

Existen también las guarniciones simples formadas por un solo ingredientes o las compuestas debido a  sus preparaciones o variedad de ingredientes.  Finalmente, recurra a las guarniciones de su agrado para sorprender con sus platillos.

Compartir





Agregar Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.



Entradas relacionadas