Exótico coco

El
coco es una fruta que se obtiene del cocotero. Posee una cáscara gruesa
externa, una piel café que recubre la pulpa, que incluso se puede consumir
cuando está tierno el coco; además, una pulpa blanca muy aromática y dentro de
la misma, la refrescante agua.
El
coco permite que se utilice tanto su pulpa, de forma cruda, entera o rallada
como el agua que ofrece un sabor delicado y la leche de coco que resulta de
exprimir la pulpa agregando leche o agua. Es un ingrediente primordial del
curry, pues rebaja el gusto picante. 
El
tradicional arroz con coco es muy gustado; para prepararlo se licua la pulpa de
coco, luego se cuela  y se cocina para obtener la leche de coco.
Posteriormente es  combinada con agua y resulta el líquido para cocinar el
arroz.
Las
opciones de comida salada son amplias, como los camarones o el pescado en salsa
de coco o rebozados en coco rallado. Es un ingrediente básico del tapado de
Livingston, que es una sopa de mariscos con leche de coco; pero por supuesto el
coco es sumamente utilizado en la repostería y heladería y también suele
espolvorearse sobre pasteles y postres al estar seco y rallado. Sin olvidar los
dulces o conservas de coco, que se aprecian en las ferias y que resulta una verdadera
tentación.
Posiblemente,
se considera que resulta complicado saber si el coco que se compra en el
mercado tendrá suficiente agua. Es sencillo: inicialmente, debe ser aromático y
si se agita levemente produce un sonido; quedará comprobado que sí posee el
bien esperado líquido. Se retira la cáscara, posteriormente se extrae el agua
del ojo más grande que es el más suave y fácil de perforar con la punta del
cuchillo. Los cocos poseen tres marcas como si fueran  dos ojos y
una  boca, que muestran los puntos  por donde ha estado unido al
racimo.
El
coco fresco y sin abrir se conserva bien por un par de meses en refrigeración.
Al estar abierto, se recomienda consumir en el mismo día o guardar en un
recipiente tapado donde durará un par de días. Mientras el coco deshidratado y
rallado se conserva bien en un recipiente hermético durante un par de meses y
estará siempre listo para consumirse.
Publicado por: Euda Morales

Compartir





Agregar Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.



Entradas relacionadas