El sofisticado jengibre

El
jengibre es apreciado desde la antigüedad, tanto como especia y como para
medicina.  

Es una planta de flores amarillas y azules, parecidas a los
lirios, pero lo que se consume de la misma es la raíz, que es precisamente
donde se encuentra el sabor dulzón, picante, ligeramente  a madera,
aromático y levemente amargo.

Su
uso es amplio en la cocina en las preparaciones saladas y, en menor escala, en
las dulces.  Combina bien con sopas, carnes rojas, aves, pescados y
mariscos, ya que realza el sabor de las mismas.

Se 
utiliza en mínima cantidad, por lo que después de pelarse un trocito, o unas
rodajas, será suficiente para cualquier preparación culinaria. También rallada,
en la que incluso unas gotas de su jugo mientras se ralla aportarán el sabor
deseado. Por cierto, retirarle la cáscara; puede dar trabajo, pero con la ayuda
de una cuchara a manera de rasparlo, se hará fácilmente. 

Es
un ingrediente esencial para los platos orientales, o en los platos salteados o
en el curry. De forma seca se utiliza para los asados o como ablandador de
carne y en polvo, que es el jengibre maduro seco y molido. El conocido jengibre
en vinagre es el tradicional  acompañamiento que se sirve con el sushi
para limpiar el paladar y a su vez dar sabor al pescado crudo.

Mientras
que a los postres les brinda cierta acidez que contrasta con lo dulce y
asimismo un gusto sofisticado que realza bien los sabores. Combina de maravilla
con la naranja y la miel. Además, en las mermeladas o en las frutas confitadas.
Contribuye a tener una buena digestión y se disfruta bien, al agregar una
mínima cantidad de jengibre rallado al té caliente.

Se
recomienda elegir las raíces tiernas de color amarillo claro y evitar tanto las
viejas  como las fibrosas. Su olor, asimismo, es un indicativo y el mismo
deberá estar fresco y especiado. Para almacenarlo se cubre y  se mantiene
en refrigeración. Ahora bien, tomar en cuenta que el jengibre molido, una vez
abierto no durará más de una semana, porque pronto perderá su aroma y calidad.
De manera que el jengibre sorprenderá en las comidas por su aroma penetrante y
contraste de sabores.
Publicado por: Euda Morales

Compartir





Agregar Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.



Entradas relacionadas