El Plátano, fruta sabrosa y saludable. Carretera News

Andrea de León -Nutricionista, Euda Morales-Chef
Nuestro protagonista de hoy es el plátano. De color verdoso, que al madurar se torna amarillo con manchas, este alimento necesita ser cocinado para apreciar su sabor, su suave textura y sus propiedades nutricionales. 

 Lo más valioso del plátano es su contenido nutricional: es rico en azúcares, potasio, magnesio, vitaminas A, C y E. Tiene bajas cantidades de proteínas, grasas y sodio. Además, es un excelente antioxidante.
 
El plátano ofrece diversos beneficios para la salud. Entre otros, contribuye a evitar calambres, previene el riesgo de anemia (por su contenido de hierro), ayuda a mantener una adecuada presión arterial y mejora la digestión, por ser rico en fibra. El plátano se disfruta siempre cocido, porque de lo contrario resulta indigesto. Se cocina preferiblemente con piel. Puede ser asado, horneado, hervido o frito. En la cocina salada se usa cuando está verde o maduro. Al estar maduro se disfruta en postres, como los rellenitos o el mole.

Se conserva mejor si se adquiere firme y no tan maduro. Se almacena en lugares frescos y secos, ya que en el refrigerador se ennegrece más rápidamente. Para pelarlo se cortan los extremos y se realiza un corte a lo largo, empezando por un extremo, para abrirlo y eliminar la cáscara. Considere pelar los plátanos verdes bajo el chorro de agua para no mancharse las manos. Las hojas del plátano se lavan bien y se cortan por la nervadura central.

Los tostones son preparados con plátano verde partido que se fríen en aceite. Al estar dorados se retiran, se aplastan y se regresan nuevamente al sartén con aceite caliente para que se terminen de dorar. Otra opción es una ensalada de plátano verde cocinado, rallado, mezclado con perejil, cebolla, chile pimiento picado y condimentada con sal, pimienta, vinagre y aceite o en croquetas de puré de plátano cocinado, rellenas de cerdo molido, huevo y especies.

Las hojas sirven para envolver carnes, aves o pescados y cocinar al vapor, lo que aportará un sabor y consistencia peculiares. El plátano sirve también para producir una harina obtenida por deshidratación de la pulpa que se utiliza para la elaboración de pan. Los plátanos cocidos con una onza de queso fresco ofrecen un alimento rico en proteínas y carbohidratos.

Otras presentaciones más saludables pueden ser los plátanos cocidos con canela, como una excelente combinación para un desayuno o cena, para lo que se colocan los plátanos enteros sin cáscara en un molde, se agrega canela, un chorrito de jugo de naranja y se llevan al horno, lo que dará como resultado un postre saludable sin nada de grasa o azúcar, siendo una agradable opción para las personas diabéticas.

La creatividad en la cocina puede lograr platillos sorprendentes que agraden a sus seres queridos

http://www.carreteranews.com/home/noticias-overview/task=view&id=416

Compartir





Agregar Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.



Entradas relacionadas