El placer de comer. Columna Regaliz, Siglo 21

Cada
momento  en que se sale a comer, representa niveles de interés distintos
para cada comensal. Está bien sabido que cada día mayor número de personas
comen fuera de casa por razones de conveniencia y principalmente por falta de tiempo.
Esto convierte la experiencia en una necesidad, pero el placer será alcanzado
si el servicio recibido es pronto, los precios son razonables y las comidas
ofrecen sabores caseros. 
Asimismo,
existe el placer de salir a comer para compartir en familia o por una razón
social, por lo que se seleccionará un lugar que haga sentir a gusto, que
satisfaga los gustos del núcleo familiar y de amigos, posiblemente a través de
una opción de porciones abundantes a precios razonables; pero también existe el
grupo de personas que buscan el placer de comer bien, que seleccionan comidas
apetecibles, platillos únicos cuya su escogencia incluye un restaurante con
cierto nombre y un servicio óptimo.
El
nivel de calidad es relativo de  forma individual y según el nivel de
exigencias. De esta manera entra en juego un componente subjetivo con una
distinción marcada entre los productos, en este caso la comida y los servicios
recibidos como una respuesta intangible.
Dicho
esto podemos continuar afirmando que la medición de la calidad en los productos
resulta más fácil que en los servicios, pero en su conjunto tiene que dar una
respuesta que llene las expectativas del comensal.
Cada
persona buscará satisfacerse más allá de cubrir la necesidad de comer. Buscará
un lugar en el que podrá quedar complacida con una comida que sustente, pero
faltaría la creatividad en la presentación y el servicio. Algo tan simple donde
el restaurante pueda hacer sentir especial a quien se le ha brindado un
servicio excelente con platos buenos y con la justa cantidad para que
satisfaga.
Por
lo tanto se espera que la calidad esté siempre en función de las expectativas y
relacionada con sus necesidades. La comida refleja una calidad pero el servicio
la complementa. De ahí que se diga que un platillo podrá cambiarse con un buen
servicio…
Publicado por: Euda Morales http://www.s21.com.gt/node/284144

Compartir





Agregar Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.



Entradas relacionadas