Durazno

El durazno es una de las
frutas de temporada que abunda en los mercados en los meses de junio a noviembre y que invita a degustarla de diversas maneras.
Es una fruta de forma redondeada con un
hueso o carozo en su interior que contiene una semilla. Su color depende de la
variedad entre rojo intenso,  amarillo,
verde  o rosado. Su piel es aterciopelada
y lisa, con una pulpa jugosa y dulce blanca o amarilla clara.
El durazno fresco y maduro
es un delicioso  alimento bajo en energía, 
es rica fuente de vitamina C, rico en
fibra y en mayor parte soluble que ayuda a mantener bajos los niveles de
colesterol en el organismo. Esta fruta obtiene la pigmentación de diferentes
carotenos antioxidantes. Por su bajo aporte de calorías, es una excelente
fruta para dietas de reducción.
La selección ayuda a
encontrar los duraznos de mejor calidad, la piel amarilla clara o amarilla
dorada con un poco de rojo es  lo más recomendado.
  Evitar los frutos que estén golpeados o con la
piel lastimada. Hay que considerar que los duraznos frescos dejan de madurar
una vez se recolectan; aunque si no estuviera totalmente maduro, se deberá deja
a temperatura ambiente para que ayude a que llegue a su punto óptimo. La piel
debe ceder un poco al presionarla ligeramente con el dedo. Hay que comprarlos
maduros y consumirlos en seguida, porque son delicados y se pudren con
facilidad. Si el durazno está ya maduro puede guardarse en refrigeración.
Las formas de consumo  son diversas, pero es una fruta que necesita
poco, porque simplemente crudos son exquisitos al paladar, como una fruta de
temporada. Es ideal para agregarlo a las ensaladas de frutas o mermeladas,
gelatinas,  helados, compotas, pasteles o
tortas, en dulce de duraznos solos o con cerezas, para lo que se recomienda
cocinar a fuego lento. Es recomendable agregar una cucharada de jugo de limón
por cada medio litro de almíbar para conservar mejor el color de la fruta. 
                                                                                                 
También se incluye en preparaciones saladas, como salsas que acompañan muy bien
con carnes de distintos tipos o aves. Es un alimento versátil que
puede inspirar para crear platillos sorprendentes como pinchos de lomito y
durazno, para lo que se deberá cortar el durazno en cubos, rociar con jugo de
limón y combinar con trozos de la carne, cebolla y chile pimiento.
Ahora, ¿Cuál es la
diferencia entre los duraznos y los melocotones? Los duraznos tienen una carne
blanca muy aromática, el melocotón tiene la carne amarilla con un sabor más
dulzón.

Compartir





Agregar Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.



Entradas relacionadas