Deliciosos frijoles

¿Qué tal unas hamburguesas con tortitas de frijol colorado?

Hay comidas  que a través de sus  sabores persisten en nuestros recuerdos por siempre.  Unos frijoles de la abuela serán insustituibles, ¿por qué?  La razón es porque si se cocinan como en antaño, será en una olla de barro y al carbón… Puedo percibir esos aromas que invitan a la mesa a través de esos platos hondos con comidas abundantes que las hemos disfrutado con cuchara sin ser una sopa, más bien un potaje.

Para los guatemaltecos, el frijol negro es infaltable en la dieta en diversas preparaciones y es consumido a toda hora como plato principal o como acompañante de  las comidas.

Pero, más allá del frijol negro, colorado o blanco, habrá que hacer mención a las legumbres que engloban también los garbanzos, las lentejas y demás, son una gran fuente de proteína de origen vegetal y si se combinan con cereales como el arroz, ofrecen un proteína completa. Asimismo, aportan almidón y fibra soluble e insoluble, que resulta beneficioso al tránsito intestinal.

La pregunta que asusta es ¿si engordan las legumbres, en este caso particular los frijoles? Podríamos decir que los frijoles por si mismos consumidos en una porción razonable aportan  una aceptable cantidad de calorías, pero será muy diferente si se le combinan chicharrones o chorizos entre otros. Por supuesto que son deliciosos y quizás solo con mencionarlos se les habrá abierto el apetido pero  nuestro plato ya será mucho más calórico.

Otra preocupación para otros es debido a que  estas comidas resulten pesadas a la digestión o peor aún que ocasionen gases. Algunos condimentos contribuyen a evitarlos como el orégano para condimentar o considere  añadir unas hojas de laurel al agua de remojo y otra sugerencia será adicionarle apio picado al sofrito durante su preparación. Finalmente, recuerde masticar muy bien cada bocado.

Buenas mezclas: conforman variedad de frescas ensaladas mezcladas con lo que más le apetezca:  aceite de oliva, vinagre, cebolla, apio, tomate, vegetales, atún, embutidos  y condimentos que perfuman, entre otros. El mejor ejemplo es nuestra Piloyada antigüeña.  Por supuesto, están las carnes magras, vegetales, pescado, aves o huevo como variantes para aportar un equilibrio dietético.

Ciertas reglas a recordar: los frijoles deberán dejarse en remojo por varias horas previo a su preparación. Posteriormente, se deberán escurrir, enjuagar bajo el agua fría del grifo, y luego cocinar en agua  de 30 a 90 minutos.

Ahora, lo mejor de todo, ¿cómo se pueden preparar los frijoles? El listado sería interminable, el frijol negro aporta un sabor ligeramente terroso a las comidas y permite ser preparado desde una sopa, colados, parados o enteros y en otras opciones para cada gusto. Así están los frijoles charros o una pavesa con caldo de frijol. Los frijoles blancos van bien con espinazo o con una salsa de zanahoria o  con tomate y puerro, también están los colorados con costilla ahumada o el chili con carne molida. En esta ocasión les comparto una receta de tortitas de frijol colorado  para preparar unas deliciosas hamburguesas vegetarianas.

Tortitas de frijol colorado

 

Necesitamos los siguientes ingredientes:

  • 1 Lb. frijol colorado cocinado
  • 4 oz. arroz cocinado
  • ¼ taza zanahoria
  • 1 cucharada de puré de tomate
  • 1 cucharada de cebolla
  • 1 cucharadita de aceite de oliva
  • Sal y pimienta al gusto
  • 1 cucharadita de comino
  • 1 cucharada aceite vegetal

Para su preparación:

  • Mezclar y presionar perfectamente: frijol cocinado (sin líquido), arroz cocinado, zanahoria rallada, puré de tomate, cebolla picada, , aceite de oliva.
  • Condimentar con: sal, pimienta, comino
  • Formar (con las manos): tortitas redondas
  • Cocinar de ambos lados en aceite caliente.

Con estas tortitas podrá preparar  hamburguesas como guste con cebolla, tomate, mayonesa, etc.

Publicado por: Euda Morales

Abril 2020.

Compartir





Agregar Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.



Entradas relacionadas