Dar sabor, un reto en cada preparación

El sabor es primordial en cada platillo que se prepara en conjunto de una  selección de productos de calidad, preparación y presentación.

Bien es cierto que la comida entra por los ojos porque si el plato es apetecible, seguro que se querrá probar,  finalmente es el sabor el que perdura.

De manera que hay diversos métodos para dar sabor o incrementar el mismo a la hora de cocinar. Entonces mencionaré el término desglasar que significa levantar o potenciar los jugos de cocción de los alimentos que quedan adheridos en la base de la olla, sartén o fuente de hornear,  por medio un líquido frío que se vierte contra la superficie caliente.

Pero, ¿qué logramos  al agregar este líquido frío que puede ser vino, cerveza, etc.  o aún agua? Se producirá un desprendimiento de los jugos de cocción, los cuales se disolverán dentro del líquido incorporado. Entonces el líquido que se obtiene es empleado para intensificar el sabor de las salsas que complementarán el producto cocinado.

El método es sencillo porque a manera de ejemplo, mientras se sella , dora o cocina una carne con poca grasa, sus jugos se pegarán en la base. Esto es ideal que suceda para luego verter el líquido frío y para terminar de desprender dichos jugos se revuelve con una paleta, luego se cuela y estará listo para usarse.

Otro método es el glaseado blanco que se utiliza para cocinar pequeñas piezas de vegetales como zanahorias y lograr  un brillo en su exterior. Se colocan los vegetales en una olla, mantequilla, azúcar, sal, agua a que las cubra y se cocina a fuego medio. Es necesario cubrir con papel parafinado y dejar cocinar hasta que se evapore la mayor cantidad de líquido. Al final de la cocción, se retira el papel y dejar evaporar el líquido restante. Los vegetales estarán listos cuando luzcan brillantes.

Mientras el glaseado oscuro es similar al glaseado blanco mencionado anteriormente, pero  con este método se busca que los alimentos adquieran un colorido café y brillante. Entonces el azúcar deberá caramelizarse o ponerse color café claro sin llegar a oscurecerse  o quemarse para evitar un sabor amargo.

Hoy, gusta además de las tradicionales carnes a la parrilla, los vegetales grillados. El método de grillado emplea una fuente de calor por debajo de la superficie de cocción que puede ser eléctrico, a gas o por medio de carbón o leña. El resultado será un agradable sabor ahumado.

Si  son verduras, con un pincel o brocha, unte con aceite y coloque sobre la parrilla caliente. De vuelta para que se cocinen de ambos lados y unte con  aceite o mantequilla derretida. Se espera que luzcan con las líneas de la parrilla marcadas.

Se dice que cocinar bien consiste en el arte de capturar los mejores sabores en un plato. Existen por supuesto infinidad de posibilidades para dar  buen sabor a los alimentos, de manera que con unos pequeños pasos podrá garantizar comidas agradables al paladar.

 

Si te  ha gustado este artículo, recuerda compartirlo con tu red de contactos  en Facebook, twitter, linkedin. ¡Gracias!

Compartir





Agregar Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.



Entradas relacionadas