Quinoa, versátil y altamente nutritiva

La quinoa es versátil en la cocina, por lo que podrá incluirla en infinidad de platillos desde el desayuno, como plato fuerte o en las guarniciones, pero también va de maravilla en las ensaladas o como un postre. Aunque la lista es larga porque aporta un sabor agradable cuando se prepara combinada con lentejas o frijoles o con vegetales mixtos, entre otros o es preparada de manera simple, pero siempre será deliciosa.   Únicamente cocine y prepárela con la receta de su elección.

A mí, me encanta tanto en comidas saladas como dulces y siempre habrá una manera de incluirla en la dieta. Pero, ¿a qué sabe la quínoa? Su sabor recuerda a las nueces, aunque también se disfruta por su colorido y su textura por ser crujiente al paladar.

Los pasos a seguir para su preparación son tan sencillos, como los empleados para preparar un arroz.Simplemente, siga las siguientes recomendaciones para lograr unos resultados óptimos y disfrutar del agradable sabor de la quínoa:

A. Lave y escurra. Lave dentro de un colador fino bajo el chorro de agua hasta que deje de salir la espuma que se forma, retire el exceso de agua y escurra dentro del mismo colador.  Estará lista para cocinarla.

¿Por qué se debe enjuagar la quinoa? Porque las semillas están recubiertas de unas sustancias llamadas saponinas que son producidas por la misma planta para su propia protección. Aunque durante el procesado de laquínoa se eliminan parte de las saponinas, es mejor siempre lavarla antes de su preparación, para evitar el sabor amargo.

B. Cocine. Vierta el líquido de su preferencia que podrá ser agua, caldo o fondo para que aporte un mejor sabor y deje hervir, Sazone con sal y adicione la quinoa. Calcule 2 tazas de agua por cada taza de quinoa seca.  Posteriormente, tape y baje el fuego a medio bajo para lograr que el líquido se reduzca. Revise a los 15 minutos para comprobar que se haya absorbido el líquido de la cocción y que los granos están suaves y traslucidos. De lo contrario continúe cocinando a fuego lento.

Otro método de preparación consiste en calentar un poco de aceite en una sartén, saltee ajo o cebolla, agregue la quinoa y deje dorar ligeramente. Vierta el agua o fondo, deje hervir, condimente, tape y baje el fuego. 

C. Repose. Deje reposar  por 5 minutos  dentro de la olla tapada, para que termine de absorberse todo el líquido y termine el proceso de cocción.

Ya cocinada la quinoa, inclúyala en un sinfín de preparaciones. Es altamente nutritiva y por lo tanto cada vez en más apreciada en la dieta porque es rica en fibra, hidratos de carbono, aminoácidos esenciales, es apta para celíacos por no contener gluten, tiene un bajo índice glucémico y además es ideal para combatir la desnutrición. Resulta útil para los vegetarianos por su alto contenido de proteínas y es una buena fuente de hierro de origen vegetal. Con estas propiedades, cómo no disfrutarla en nuestras comidas.

En esta ocasión, les compartiré una receta de una ensalada de quinoa y frijoles rojos con aderezo de yogur y mostaza

Necesitamos los siguientes ingredientes:

• 1 taza de frijoles rojos

• ¾ taza de quinoa

• ½ taza de maíz dulce

• ¼ taza de cebolla morada

• ¼ taza de apio

• ½ taza de chile pimiento

• ½ taza de zanahoria

• ¼ de taza de culantro

Aderezo:

• ¾ taza de yogur natural

• 1 cucharada de jugo de limón

• Sal al gusto

• cucharadas de mostaza

• 1 cucharadita de miel

Para su preparación:

•  Cocine por separado los frijoles rojos y la quinoa según las instrucciones antes mencionadas. Deje enfriar.

•  Combine en una ensaladera: frijoles, quínoa, maíz dulce, cebolla morada y apio picados, chile pimiento yzanahoria cortados en juliana y culantro finamente picado.

•  Prepare el aderezo. Combine el yogur con el jugo de limón. Mezcle la mostaza con la miel, agregue la sal y el yogur con el jugo de limón.

•  Vierta el aderezo a la ensalada y refrigere hasta que se sirva.

Podrá servir sobre una cama de lechuga y agregar trocitos de mango o aguacate. También puede sustituir el aderezo por una vinagreta preparada con vinagre de manzana o jugo de limón, mostaza, miel, sal y una pizca de chile en polvo.

Otra variante, será rellenar tomates manzanos con esta ensalada. Simplemente corte una tapadera y vacíe cada tomate, agregue un chorrito de vinagre o jugo de limón y condimente con sal y pimienta para que el tomate adquiera sabor y rellene con la ensalada de quínoa.

Por Euda Morales 20 enero, 2019

obtenido de: https://bit.ly/2RaB47I

Quinoa, versátil y altamente nutritiva

Compartir





Agregar Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



Entradas relacionadas