Consejos y más para preparar las acelgas

Para preparar las acelgas, se siguen los mismos pasos y consejos que se emplean para cocinar vegetales de hojas verdes, con el propósito de aprovechar su valor nutricional y degustarlas de forma variada.

Seleccione las acelgas con sus tallos firmes e intactos y sus hojas verdes.  Evite por el contrario las que luzcan marchitas, dañadas o decoloradas.

Durante la preparación, lave cada hoja por separado para lograr retirar completamente toda la suciedad, evite dejar en remojo y escurra. Para prevenir su oxidación y pérdida de su valor nutricional, corte justo antes de su preparación. Asimismo, podrá rociar con jugo de algún cítrico como el limón para contrarrestar la oxidación.

Para su conservación, mantenga en refrigeración, preferiblemente en la gaveta de vegetales para garantizar la humedad y control de temperatura. Se preserva durante 2 semanas.

Consuma cruda en ensaladas cuando se recolecta con sus hojas pequeñas. Aunque, en la mayoría de los casos se cocina, por lo que resulta versátil  y se prepara de forma similar a la espinaca. Las hojas cocinadas siempre tendrán un sabor más intenso que el de las hojas crudas.

Emplee muy poca agua, aproximadamente media taza por atado de acelgas y cocine brevemente. Primero, deje hervir el agua en la olla, vierta un chorrito de jugo de limón o vinagre y sumerja el alimento. Siempre, sazone justo antes de servir, para evitar que la sal  aplicada reseque o deshidrate las hojas.

Cocine al dente, es decir en su punto justo para que quede crujiente,  escurra y enfríe. Aproveche el agua de cocción y emplee como base para otras comidas. Ejemplos: líquido para cocinar el arroz, salsas, sopas, etc. De esta manera estará aportando sabor, color y valor nutricional a los alimentos. Otro método a emplear es el salteado para el que necesita  únicamente una mínima cantidad de grasa o aceite.

Se busca que las hojas luzcan frescas como apetecibles y que retengan la mayor cantidad de nutrientes. Asimismo, tome en consideración que la hojas se deshidrataran menos y retendrán su color. Calcule que dos tazas de acelgas frescas, se convertirán en una cocinada. 

Por su valor nutricional. Es apreciada por su aporte de vitaminas K, C y calcio, fibra, ácido fólico y sales minerales con un alto contenido de agua de  casi 50%. Prefiera las hojas más oscuras, ya que son las que contienen la mayor cantidad de vitaminas y carotenos.

Para mejorar la absorción del hierro que ofrece la acelga, combine con alimentos ricos en vitamina C como los cítricos, tomate o chile pimiento, entre otros. Para  favorecer la absorción de vitamina A y carotenos, agregue  alguna fuente de grasa saludable como frutos secos, aguacate,  aceite de  oliva, entre otras.

La acelga podrá ser utiliza en infinidad de preparaciones como ingrediente básico o como una guarnición. De manera, que una sopa, aún para los que no disfrutan tanto de las mismas,  vendrá de maravilla en una comida e incluso a media mañana. En esta ocasión les comparto la receta de una crema de acelga, puerro y zanahoria.

Para 4 porciones, necesitamos los siguientes ingredientes:

1 puerro

½ taza de chile pimiento

2 tazas de zanahoria

6 tazas de agua o caldo

2 atados de acelgas

Sal y pimienta al gusto

1 hoja de laurel

½ taza de leche

Para su preparación:

Sofría el puerro  y el chile pimiento cortado en rodajas y agregue las  zanahorias cortadas en  cubos.

Vierta el líquido, deje hervir y baje el fuego.

Tape y deje cocinar.

A media cocción, adicione la acelga cortada.

Condimente con sal, pimienta y la hojita de laurel.

Licue y cuele.

Regrese a la olla, agregue la leche y de un hervor

Sirva caliente.

Consejos:

Agregue una cucharada de quinoa lavada y escurrida. Ayudará espesar la sopa.

Sustituya la zanahoria por papa.

Podrá servir la sopa con los vegetales cortados en cubos, para lo que no deberá licuarla.

Condimente con pimentón.

Espolvoree queso parmesano rallado o perejil picado.

Por: Euda Morales

Consejos y más para preparar las acelgas

Compartir






Quinoa, versátil y altamente nutritiva

La quinoa es versátil en la cocina, por lo que podrá incluirla en infinidad de platillos desde el desayuno, como plato fuerte o en las guarniciones, pero también va de maravilla en las ensaladas o como un postre. Aunque la lista es larga porque aporta un sabor agradable cuando se prepara combinada con lentejas o frijoles o con vegetales mixtos, entre otros o es preparada de manera simple, pero siempre será deliciosa.   Únicamente cocine y prepárela con la receta de su elección.

A mí, me encanta tanto en comidas saladas como dulces y siempre habrá una manera de incluirla en la dieta. Pero, ¿a qué sabe la quínoa? Su sabor recuerda a las nueces, aunque también se disfruta por su colorido y su textura por ser crujiente al paladar.

Los pasos a seguir para su preparación son tan sencillos, como los empleados para preparar un arroz.Simplemente, siga las siguientes recomendaciones para lograr unos resultados óptimos y disfrutar del agradable sabor de la quínoa:

A. Lave y escurra. Lave dentro de un colador fino bajo el chorro de agua hasta que deje de salir la espuma que se forma, retire el exceso de agua y escurra dentro del mismo colador.  Estará lista para cocinarla.

¿Por qué se debe enjuagar la quinoa? Porque las semillas están recubiertas de unas sustancias llamadas saponinas que son producidas por la misma planta para su propia protección. Aunque durante el procesado de laquínoa se eliminan parte de las saponinas, es mejor siempre lavarla antes de su preparación, para evitar el sabor amargo.

B. Cocine. Vierta el líquido de su preferencia que podrá ser agua, caldo o fondo para que aporte un mejor sabor y deje hervir, Sazone con sal y adicione la quinoa. Calcule 2 tazas de agua por cada taza de quinoa seca.  Posteriormente, tape y baje el fuego a medio bajo para lograr que el líquido se reduzca. Revise a los 15 minutos para comprobar que se haya absorbido el líquido de la cocción y que los granos están suaves y traslucidos. De lo contrario continúe cocinando a fuego lento.

Otro método de preparación consiste en calentar un poco de aceite en una sartén, saltee ajo o cebolla, agregue la quinoa y deje dorar ligeramente. Vierta el agua o fondo, deje hervir, condimente, tape y baje el fuego. 

C. Repose. Deje reposar  por 5 minutos  dentro de la olla tapada, para que termine de absorberse todo el líquido y termine el proceso de cocción.

Ya cocinada la quinoa, inclúyala en un sinfín de preparaciones. Es altamente nutritiva y por lo tanto cada vez en más apreciada en la dieta porque es rica en fibra, hidratos de carbono, aminoácidos esenciales, es apta para celíacos por no contener gluten, tiene un bajo índice glucémico y además es ideal para combatir la desnutrición. Resulta útil para los vegetarianos por su alto contenido de proteínas y es una buena fuente de hierro de origen vegetal. Con estas propiedades, cómo no disfrutarla en nuestras comidas.

En esta ocasión, les compartiré una receta de una ensalada de quinoa y frijoles rojos con aderezo de yogur y mostaza

Necesitamos los siguientes ingredientes:

• 1 taza de frijoles rojos

• ¾ taza de quinoa

• ½ taza de maíz dulce

• ¼ taza de cebolla morada

• ¼ taza de apio

• ½ taza de chile pimiento

• ½ taza de zanahoria

• ¼ de taza de culantro

Aderezo:

• ¾ taza de yogur natural

• 1 cucharada de jugo de limón

• Sal al gusto

• cucharadas de mostaza

• 1 cucharadita de miel

Para su preparación:

•  Cocine por separado los frijoles rojos y la quinoa según las instrucciones antes mencionadas. Deje enfriar.

•  Combine en una ensaladera: frijoles, quínoa, maíz dulce, cebolla morada y apio picados, chile pimiento yzanahoria cortados en juliana y culantro finamente picado.

•  Prepare el aderezo. Combine el yogur con el jugo de limón. Mezcle la mostaza con la miel, agregue la sal y el yogur con el jugo de limón.

•  Vierta el aderezo a la ensalada y refrigere hasta que se sirva.

Podrá servir sobre una cama de lechuga y agregar trocitos de mango o aguacate. También puede sustituir el aderezo por una vinagreta preparada con vinagre de manzana o jugo de limón, mostaza, miel, sal y una pizca de chile en polvo.

Otra variante, será rellenar tomates manzanos con esta ensalada. Simplemente corte una tapadera y vacíe cada tomate, agregue un chorrito de vinagre o jugo de limón y condimente con sal y pimienta para que el tomate adquiera sabor y rellene con la ensalada de quínoa.

Por Euda Morales 20 enero, 2019

obtenido de: https://bit.ly/2RaB47I

Quinoa, versátil y altamente nutritiva
Licencia de Creative Commons
eudamorales.com.gt by Euda Morales is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

Compartir






6 maneras de preparar el irresistible kiwi

Cada fruta tiene un encanto particular para hacerla única. Es así como podrá encontrar 6 maneras de preparar el irresistible kiwi que naturalmente luce atractivo por su contraste de tonalidades verdes y sus diminutas semillas en forma de aureola. Sin dejar de lado ese peculiar sabor entre dulce y ácido, aunado a una refrescante pulpa que cautiva al paladar.

El kiwi es delicioso cuando se come crudo, pero podráagregarse al yogur, helados, cereales, ensaladas o macedonias y un sinfín de posibilidades, pero recuerdeagregarlo en el último momento para que guarde su frescura y colorido.

Para algunos, las frutas son ideales para acompañar postres o preparaciones dulces y por supuesto podrá emplear el kiwi para dar un gusto apetecible a sus postres.   Aunque, particularmente, lo disfruto también en salsas para acompañar comidas saladas, como por ejemplo con un filete de pescado a la plancha, o en una salsa agridulce para servir con una carne o con una vinagreta que perfumará una ensalada de vegetales del huerto, entre otros. En fin, si usted disfruta del sabor del kiwi, podrá ir más allá y sorprender con sus platillos.

Ahora que estamos más atentos al valor nutricional de los alimentos, considere que el kiwi es altamente apreciado por ser una fuente excelente de vitamina C y de potasio, Además, ¿sabía que contiene casi el doble de vitamina C que los limones y las naranjas?

Entonces, vamos a conocer las 6 maneras de preparar el kiwi:1. Salsa de kiwi para pescado

Esta salsa se prepara con 4 kiwis cortados en rodajas, 1 cucharadita de jugo de limón, 2 cucharadas de aceite de oliva y ½ cucharadita de mostaza Dijon. Condimente con sal y pimienta. Únicamente, licue los ingredientes justo antes de servir para que conserve de mejor manera su colorido.  2. Aderezo de Kiwi

Un aderezo con un sabor agradable, para que luzca diferente una ensalada. 

Licue: 4 kiwis pelados y cortados en rodajas, 2 cucharadas de jugo de limón, 1 cucharada de cebolla, 2 cucharadas de miel, sal y pimienta al gusto y ¼ taza de aceite de oliva.3. Coulis de kiwi

Un coulis es un puré poco espeso de frutas o verduras que es empleado como salsa. Las frutas crudas se procesan y se busca que el coulis muestre aromas intensos.

Para preparar este coulis de kiwi, licue o procese: 4 kiwis pelados y cortados en cubos, 2 cucharadas de azúcar y 2 cucharadas de jugo de limón recién exprimido.

Sirva a temperatura ambiente o frio y emplee preferiblemente recién preparado.4. Salsa dulce de kiwi

Esta salsa, será un acompañante ideal para postres, pasteles o panqueques, entre otros.

Para su preparación: deje hervir en una olladurante 5 minutos, ¼ taza de agua, ¼ taza de azúcar, ¼ taza de leche y 6 kiwis pelados y cortados en rodajas. Remueva ocasionalmente. Vierta la maicena diluida y deje hervir durante 1 minutos más.  Licue o procese, cuele y reserve.5. Salsa de kiwi y fresa

Esta salsa podrá servirla sobre un pie de queso o un helado de vainilla. 

Para su preparación: caliente 2 cucharadas demantequilla en un sartén, agregue 3 kiwis y 1 libra de fresas cortadas en cubos. Adicione ½ taza de azúcar. Mezcle y permita que tome consistencia. Sirva caliente o fría.

6.  Compota de kiwi

Simplemente, tome en consideración que se cocinará únicamente una parte del kiwi, ya que podría oxidarse y perder su brillante color, por lo que otra parte se adicionará cruda para garantizar un mejor colorido. Podrá combinar esta compota con yogur, pasteles o crepas, entre otros.

Para su preparación: cocine a fuego medio 2 tazas de kiwi cortado con 1 cucharada de jugo de limón y 2/3 tazas de azúcar.  Remueva hasta que se disuelva el azúcar y empiece a hervir. Baje e fuego y deje cocinar por 10 minutos aproximadamente hasta que la fruta se ablande. Apague el fuego, presione con un tenedor hasta darle consistencia de puré y deje enfriar. Licue o procese otra taza de kiwi y mezcle con el kiwi cocinado. Sirva o conserve por 3 días en refrigeración.

obtenido de: https://bit.ly/2ChY9zM

6 maneras de preparar el irresistible kiwi
Licencia de Creative Commons
eudamorales.com.gt by Euda Morales is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

Compartir






Repollo, delicada guarnición para fin de año

El repollo es versátil en la cocina, pero a su vez es apreciado en las comidas de fin de año, porque además que combina con el cerdo o las aves, les brindará un sabor delicado a sus platillos. De manera qué si busca una guarnición para una pierna de cerdo o un pollo horneado, recurra a las mil y una posibilidades de preparar el repollo blanco o el morado de sabor ligeramente dulce.

Habrá que empezar cortando el repollo, pero es más sencillo de lo que parece, simplemente siga los siguientes pasos: retire el tallo o la raíz, elimine las hojas externas o que estén dañadas. Sostenga el repollo sobre su base, proceda a cortar con un cuchillo largo desde la parte superior hacia abajo, deberá atravesar el corazón y luego corte nuevamente por la mitad a lo ancho, para que quede en cuarterones.

Yo prefiero retirar las hojas o capas externas después de haber cortado los cuarterones, porque considero que las hojas se retiran con mayor facilidad. Asimismo, elimine las partes blancas que son duras y de sabor desagradable. Finalmente, proceda a cortar según lo indique la receta: en juliana o tiras delgadas o en trozos para lo que deberá dejar una parte delgada blanca para lograr que las hojas se mantengan unidas. Será necesario lavar debajo el grifo y escurrir perfectamente.

Para conservar el repollo de la mejor manera, guarde en refrigeración y corte justo antes de usarlo para que permanezca crocante. Si guarda alguna porción en crudo, frote con jugo de limón para evitar que se oxide, coloque dentro de una bolsa plástica y en refrigeración.

¿Repollo morado, crudo o cocinado? Generalmente es común servirlo cocinado; aunque, también se consume crudo cuando estará más crujiente. Yo suelo cortarlo en juliana y blanquearlo o hervirlo brevemente durante 5 minutos en agua salada y con un chorrito de limón.

Podrá prepararlo en infinidad de maneras. Si lo prepara en ensalada, bastará aliñarlo con una vinagreta o con un aderezo con base a yogur. Además, acepta diversos condimentos como pimienta, pimentón o comino, entre otros.  Es delicioso en sopas, guisos o en escabeches y es un ingrediente imprescindible en el encurtido, condimentado con clavos de olor, laurel, tomillo, pimienta, semillas de mostaza o culantro, sal y vinagre de sidra o de Jerez.

Por tanto, siempre habrá una posibilidad de disfrutar del repollo. En esta oportunidad les comparto dos opciones para preparar unas frescas ensaladas de repollo.

(Rinde: 8 porciones).

1.Ensalada multicolor de repollo morado, zanahoria, cebolla y arvejas con aderezo de yogur.  

Necesitamos los siguientes ingredientes:

Aderezo:

  • 1 cucharadita de jugo de limón
  • ½ taza de yogur natural
  • ¼ cucharadita de mostaza
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • Sal y pimentón al gusto.

Ensalada:

  • 2 tazas de repollo morado
  • 2 tazas de zanahoria
  • ½ taza de cebolla
  • ½ taza de arvejas
  • 1 cucharada de ajonjolí
  • Hojas de lechuga escarola

Para su preparación:

  • Mezcle perfectamente todos los ingredientes del aderezo. Reserve.
  • Coloque una capa de lechuga en la ensaladera.
  • Agregue el repollo cortado en juliana o tiras finas, la zanahoria cortada en bastones, la cebolla en medias lunas y las arvejas previamente cocinadas.
  • Vierta el aderezo justo antes de servir y espolvoree con el ajonjolí tostado.

Podrá sustituir el aderezo por una vinagreta y agregar manzana en cubos  o maíz dulce.

2. Ensalada de repollo y zanahoria

Necesitamos los siguientes ingredientes:

  • 4 tazas de repollo blanco
  • 1 taza de zanahoria
  • ¾ taza de yogur (podrá sustituir por mayonesa)
  • 1 cucharada de vinagre de manzana
  • Sal y pimienta al gusto
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 3 cucharadas de cebolla

Para su preparación:

  • Corte finamente el repollo y ralle la zanahoria. Para mayor facilidad, podrá recurrir al procesador de alimentos.
  • Mezcle en un bol:  yogur, vinagre de manzana, sal, pimienta y azúcar.
  • Adicione el repollo, zanahoria y cebolla finamente picada.
  • Refrigere durante 4 horas o más. Esto hará la diferencia en el sabor, ya que el mismo se pronunciará agradablemente.

Podrá agregar apio finamente picado y pasas.

Repollo, delicada guarnición para fin de año
Licencia de Creative Commons
eudamorales.com.gt by Euda Morales is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

Compartir






Romero, sorprendente en la cocina navideña

En esta época navideña, la cocina nos atrapa para consentirnos y disfrutar de esas comidas tradicionales de la temporada. Asimismo, nos inspira a recrear las recetas de arraigo familiar o dar rienda suelta a nuestra creatividad.  Entonces, el romero podrá resultar un condimento sorprendente para aportar un sabor especial a nuestras creaciones culinarias.

Una ramita de romero fresco es suficiente para que su olor penetrante invada el ambiente. Pero, ¿a qué sabe el romero? Nos recuerda a la nuez moscada, el pino, o el limón.Por sus características, quizás sea fuerte para ser mezclado con otros sabores, pero si permite unas combinaciones apropiadas con la miel, el limón, el eneldo, la nuez moscada o el perejil, entre otros.

Es posible adquirir el romero también de forma seca o molido, pero tome en consideración que las ramas frescas desprenden un aroma más delicado, mientras que de forma seca es más penetrante y deberá emplearse con mesura. Además, siempre es indispensable cocinarse, para potenciar su sabor ya que el romero no se consume crudo porque sus hojas son bastante duras.

Para disfrutar de su sabor, basta con desprender sus hojas con las manos e incorporarlas a las preparaciones. Además, podrá picar estas pequeñas hojas o incluso agregar la ramita entera a la preparación para retirarla antes de servir el platillo. Es un condimento afín a las cocinas francesa e italiana, empleado primordialmente en la caza, estofados y cordero.

El romero es versátil en la cocina, por lo que admite otros usos y según las preferencias. Prepárelo en infusiones a las que se les atribuye ciertas propiedades medicinales, a mí, particularmente me parece una infusión estimulante y agradable al paladar. El romero es ideal para elaborar un aceite perfumado, introduzca una ramita de romero en una botella de vidrio, vierta aceite de oliva y tape. Entonces, brindará un sabor agradable cuando lo emplee para saltear o sofreír los alimentos.

Adicionalmente, va bien con quesos, mantequilla, panes o galletas, con verduras como la berenjena, el tomate, el zucchini o la papa. En salsas, caldos, pastas, carnes horneadas, pollo o pescado a la plancha. Es apreciado para brindarle sabor al tan esperado pavo de Navidad y podrá incluirse en la marinada del mismo o ser un condimento de la salsa donde su sabor será más intenso e inconfundible.

Para preparar la marinada, licue jugo de naranja, apio, ajo. romero, cebolla y mostaza- Frote el pavo con esta preparación y deje marinar en refrigeración por lo menos un día. Otra opción para perfumar el pavo, será adicionarle una ramita de romero mientras se hornea o emplearse en una salsa de miel y romero, que se prepara con caldo de vegetales, vino blanco, miel y romero.

En esta ocasión les comparto una receta de papas al romero, para ser servidas como una guarnición para el pavo de Navidad. (Rinde: 6 porciones).

Necesitamos los siguientes ingredientes:

1.5 libras de papas

2 cucharadas de mantequilla

2 cucharadas de aceite de oliva

1 diente de ajo

1 cucharada de orégano

2 cucharadas de romero

Sal y pimienta al gusto

Para su preparación:

Coloque las papas cortadas en cubos en una bandeja para hornear.

Mezcle en un bol la mantequilla derretida, aceite de oliva, ajo finamente picado, orégano y romero picado. Vierta sobre las papas.

Condimente con sal y pimienta.

Hornee a 350ªF. durante 25-30 minutos

Remueva cada 10 minutos.

Deberán estar cocinadas y doradas.

Consejos:

Utilice papas pequeñas y deje la cáscara.

 
Romero, sorprendente en la cocina navideña
Licencia de Creative Commons
eudamorales.com.gt by Euda Morales is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

Compartir






Uva, pequeño gusto al paladar

Las fiestas de fin de año están próximas y las uvas lucen en las mesas como un pequeño gusto al paladar, pero también son ingredientes de recetas saladas o dulces o conforman la decoración ciertas comidas.

La uva, es una de las frutas más antiguas que ha sido cultivada por el hombre, aunque únicamente el 10% de la producción de las uvas se comercializa como uva de mesa, porque el resto son empleadas en la producción vinícola, ya que la uva es el ingrediente básico del vino y de diversas bebidas alcohólicas como la champaña, oporto, coñac o armañac.

Existen diversos tipos de uva de mesa, con o sin semillas, negras, rojas o verdes,de piel gruesa o fina, de granos pequeños o grandes.  Cuando adquiera uvas, tome en consideración que los granos luzcan un color uniforme, estén intactos y tersos y no se desprendan del pedúnculo. Si la piel presenta un color ligeramente amarillento es un indicativo que están maduras y dulces. Para conservarlas por más tiempo, se recomienda mantenerlas en refrigeración.

Siempre lave muy bien las uvas antes de su consumo, porque los contaminantes como polvo, moho o residuos de plaguicidas se adhieren sobre el hollejo o piel. Cuando las consuma, arranque los racimos pequeños, en lugar de picotear los granos, porque las uvas restantes se reblandecen.

Las uvas se consumen por sí mismas en el desayuno o entre comidas como una refacción saludable. Asimismo, van bien con quesos y nueces o combinadas con otras frutas o yogur, en tortas o en postres como flanes, mermeladas o jaleas o como decoración de postres o bebidas.  Además, son empleadas en comidas saladas, en ensaladas, salsas, rellenos, currys o chutneys. Acompaña muy bien al pavo, carne o pescado.

Las uvas son una buena fuente de potasio, pero proporcionan pocas vitaminas y minerales. Son dulces con un bajo nivel calórico. Las uvas rojas y negras son muy ricas en antioxidantes, aunque los mismos son más activos en el vino tinto que en la uva fresca.  Un aspecto negativo de las uvas rojas, por sus niveles de polifenoles y taninos, es el de poder desencadenar migraña en personas susceptibles.

En esta oportunidad, le comparto la receta de una ensalada de lechuga, uvas, semillas de marañón con un aderezo de manzana, que podrá ser un acompañamiento ideal para servir con el pavo.

Se necesitan los siguientes ingredientes:

1 lechuga escarola

1 manzana

1 tallo de apio

12 uvas

1/3 taza de semillas de marañón

Aderezo

1/3 taza de néctar de manzana

1 cucharada de vinagre de manzana

½ cucharadita de cebollín (finamente picado)

1 cucharada de mostaza

1 cucharadita de azúcar morena

Sal y pimienta al gusto

¼ taza de aceite de oliva

Para su preparación

Sirva sobre una cama de lechuga, los gajos delgados de manzana, apio cortado en bastones, uvas enteras o cortadas por mitades y las semillas de marañón.

Mezcle bien todos los ingredientes del aderezo y agregue finalmente el aceite de oliva.

Vierta el aderezo justo antes de servir la ensalada.

Consejos

Sustituya las semillas de marañón por nueces.

Utilice vinagre balsámico.

Por: Euda Morales 16 de diciembre 2018

Obtenido de: https://bit.ly/2EZYMB7

Uva, pequeño gusto al paladar
Licencia de Creative Commons
eudamorales.com.gt by Euda Morales is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

Compartir






El chocolate de taza y sus secretos culinarios

Como todas las preparaciones, el chocolate de taza, tiene algunos secretos a la hora de su preparación para lograr que quede de la mejor manera y se disfrute más.

El chocolate para beber generalmente contiene azúcar y diferentes especias que le aportan un gusto particular. Resulta ideal para los días de frio cuando una taza de chocolate consentirá sorprendentemente al paladar.

El agua o leche que se emplea para preparar el chocolate deberá estar hirviendo, para que el mismo se funda y mezcle bien. Aunque, la razón principal es para que la bebida se cocine y así evitar una indigestión.

El procedimiento para su preparación es el siguiente: agregue agua o leche a la jarrilla, al soltar el hervor, incorpore las tabletas de chocolate y remueva constantemente para que se funda el chocolate. Posteriormente bata enérgicamente con el molinillo para que forme espuma en la superficie y si desea perfumarlo, agregue el condimento de su preferencia como cardamomo, canela, vainilla, anís, etc.

El batido es primordial para lograr la oxigenación de la bebida y la bien afamada espuma, a través de burbujas finas de aire para que la misma permanezca en la superficie.

El molinillo tradicionalmente ha sido de madera y es elaborado con base a una pieza también de madera torneada. Algunos son fijos, pero otros cuentan en la  parte inferior  con una especie de muescas o anillos que tienen movimiento. Pero, ¿cómo se emplea  el molinillo? El mango se sostiene y se frota con las palmas de las manos mientras   el mismo gira hasta lograr una rotación constante y finalmente   que  bata el chocolate.

Además, el porcentaje de cacao en las tabletas juega un papel primordial en la generación de espuma; porque a mayor contenido de cacao y sin azúcar, mayor será el nivel de espuma. En el pasado, para lograr la espuma en el chocolate, se empleaba la técnica del transvasado que consistía en pasar, a cierta altura, el chocolate de un vaso o vasija a otra.

Siempre, es oportuno servir de inmediato para que la bebida esté caliente y que perdure su abundante espuma.  El chocolate caliente es muy apreciado, se sirve en una chocolatera con su tapa perforada, la que permite dar salida al mango del batidor o el molinillo y se bebe en tazas o en jícaras.

De manera que disfrute de una deliciosa taza de chocolate con su respectiva espuma y según el gusto personal, prepárelo con agua o leche. Además, será la bebida ideal para un pan dulce o unas tentadoras champurradas.

En esta oportunidad les comparto la receta de una bebida caliente de arroz con chocolate como variante del arroz con leche.

Se necesitan los siguientes ingredientes:

1 taza de arroz

4 tazas de agua

1 astilla de canela

¼ cucharadita de sal

1 litro de leche

1 tableta de chocolate de taza (4 onzas)

Azúcar al gusto

Para su preparación:

Deje en remojo el arroz.

Cocine el arroz con el agua y canela.

Cuando esté cocinado el arroz, agregue la sal

Hierva la leche e incorpore el chocolate. Remueva con una paleta hasta que funda el chocolate

Vierta sobre el arroz.

De ser necesario, adicione azúcar. (Es posible que el chocolate ya contenga azúcar).

Deje hervir por 10 minutos a que espese.

Sirva caliente.

 

El chocolate de taza y sus secretos culinarios
Licencia de Creative Commons
eudamorales.com.gt by Euda Morales is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

Compartir






Ayote en dulce para el 1 de noviembre

Aunque se consuma un plato abundante y suculento como lo es el fiambre, se espera poder degustar un postre que culmine tan apreciado almuerzo.

Las tradiciones culinarias están llenas de sabores con platillos preparados en algunos casos una vez al año. Este es el caso del dulce de ayote, postre para muchos únicamente disfrutado para el 1 de noviembre.

Los postres o dulces que se les conoce como “cabecera” son los más esperados y disfrutados. Este nombre lo reciben, porque suelen llevarse al cementerio para ser colocados o consumidos en la dirección de los difuntos. Aunque no siga viva está tradición para muchos, sí se aprecia el dulce de ayote entre otras opciones.

Cada familia, prepara el postre de su predilección y sus recetas celosamente guardadas. Algunos ejemplos son las manzanillas en miel o el ayote o los jocotes o el chilacayote en dulce. Estos dulces incluyen las frutas en almíbar elaboradas con azúcar refinada, lo que da como resultado una miel blanca o los preparados con base a panela o rapadura, con un gusto más pronunciado y un color oscuro. Las preferencias son marcadas, pero quizás se utiliza más la panela para que brinde ese sabor característico.

Para perfumar se utiliza clavo de olor, canela en raja, pimienta gorda y anís, entre otros. Estos condimentos contribuyen a pronunciar los sabores y los mismos se complementan con hojas de higo o de naranja para dar un gusto afrutado.

Como todo dulce, se espera neutralizar su nivel de dulzor, por lo que un trocito de jengibre será oportuno para brindar unas notas picantes y agradables. Por consiguiente, se suele adicionar ralladura de naranja o limón o incluso verter una mínima cantidad de jugo de naranja o limón.

Los jocotes empleados para los dulces son los amarillos, característicos de esta época del año. Para ablandarles la piel, se recomienda dejarlos en agua con ceniza.

Las manzanillas se cubren con agua, se deja que dé un hervor, para eliminarles la cáscara. Se preparan con azúcar blanca, ya que se espera que su miel sea clara y en algunos casos, se les adiciona colorante vegetal rojo para que tomen un color más agradable.

Las frutas como el chilacayote, suele dejarse en agua con cal o de ceniza para que la pulpa quede más firme.

En gusto se rompen géneros, por lo que para otros, son infaltables las torrejas o los molletes o los buñuelos o las chancletas de güisquil, por lo que las propuestas son diversas.

En esta ocasión, les comparto la receta del ayote en dulce:

Ingredientes

3 libras de ayote

4 tazas de agua

¾ tapa de rapadura o al gusto

1 raja de canela

6 clavos de olor

5 pimientas gordas

1 hoja de higo

½ taza jugo de naranja

½ cucharadita de ralladura limón

Preparación

Cortar el ayote en trozos.

Preparar una miel con el agua, ¾ tapa de rapadura, canela, clavo de olor, pimienta gorda, hoja de higo, jugo de naranja y ralladura de limón.

Cocinar a fuego lento.

Incorporar el ayote para que absorba la miel y tome color.

Consejos

Sustituir la panela por azúcar.

Combinar jocotes amarillos.

Publicado por: Euda Morales

31 de octubre de 2018

Ayote en dulce para el 1 de noviembre
Licencia de Creative Commons
eudamorales.com.gt by Euda Morales is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

Compartir






Pacayas encurtidas

Las pacayas se consumen de varias maneras como envueltas en huevo, pero en esta época de principios de noviembre cuando se degusta el fiambre, se preparan encurtidas para que le aporten sabor al mismo y a la vez decoren el platillo.

Ingredientes necesarios:

3 tazas de agua

1 cucharada de orégano

½ cucharada de alcaparras

1 ramita tomillo

1 hoja de laurel

2 dientes de ajo

4 pimientas gordas

2 clavos olor

1 cordoncillo

1/4 taza de vinagre

Para su preparación:

Dejar en remojo las pacayas (pueden estar enteras o hebras) en agua con una cucharada de azúcar a que las cubra. Escurrir y repetir el proceso.

Dar un hervor y retirar el agua, agregar más agua y cocinar a que queden al dente.

Para preparar la salmuera para encurtirlas:

Hierva el agua con el orégano, las alcaparras, la ramita de tomillo, la hoja de laurel, los dientes de ajo, las pimientas gordas, los clavos de olor y el cordoncillo.

Finalmente deje enfriar perfectamente, cuele y agregue el vinagre.

Todos estos condimentos perfumarán y neutralizarán la fragancia astringente del vinagre. Sazone y deje las pacayas cocinadas por dos días con esta salmuera.

 

Publicado por: Euda Morales

Fecha: 31/10/2018

Pacayas encurtidas
Licencia de Creative Commons
eudamorales.com.gt by Euda Morales is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

Compartir






Jocotes amarillos en dulce

Ingredientes

24 jocotes amarillos

4 tazas agua

1 raja canela

3 pimientas gordas

2 clavos de olor

1 trocito de jengibre

½  tapa panela o al gusto

1 naranja

 

Preparación:

Pinche con un tenedor los jocotes

Hierva el agua, agregue: raja de canela, pimientas gorda, clavos de olor y jengibre.

Agregue los jocotos previamente pinchados con un tenedor.

Adicione la panela y deje cocinar a fuego medio.

Vierta el jugo de naranja y la ralladura de naranja

Deje cocinar hasta que estén suaves.

Rectifique y agregue  agua o panela de ser necesario

 

Puede sustituir la panela por azúcar

Jocotes amarillos en dulce
Licencia de Creative Commons
eudamorales.com.gt by Euda Morales is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

Compartir




Entradas relacionadas